Cirugía artroscópica

¿Qué es la cirugía artroscópica?

Es un método mínimamente invasivo que permite diagnosticar y tratar en el mismo tiempo problemas articulares.

¿Cómo se realiza?

Se utiliza una cámara y un instrumental motorizado diminuto, adaptado al tamaño de las articulaciones sobre las que se interviene, de manera que las incisiones en la piel no pasan de 7 milímetros.

En realidad de lo que estamos hablando es de “mirar dentro de una articulación”.

Esta técnica se comenzó a desarrollar en 1932, por medio del traumátologo japonés Kenji Takagi. Las dificultades tecnológicas retrasaron su desarrollo hasta la década de los 90, donde los avances tecnológicos permitieron desarrollar cámaras cada vez más pequeñas.

Trayner es especialista en tratar lesiones con cirugia artroscopica

La cirugía artroscópica está indicada principalmente para lesiones de rodilla, hombro, tobillo, codo y muñeca

Ventajas sobre la cirugía convencional

– Fundamentalmente la realización de una pequeña incisión, con sus ventajas estéticas y un menor período de recuperación.

– Por otra parte permite una visualización directa de la articulación alcanzando estructuras de difícil localización.

Desventajas sobre la cirugía convencional

– Los equipos son costosos.

La técnica implica una mayor habilidad del cirujano y un periodo de aprendizaje largo.

No todos los procedimientos sobre las articulaciones se pueden realizar mediante técnicas artroscópicas. A veces es precisa la cirugía abierta o la combinación de ambas.

Como cualquier cirugía no está exenta de complicaciones, sin embargo estas ocurren en menos del 1% de los pacientes. Entre los riesgos está el riesgo de infección y de trombosis venosa profunda.